Aprovechando la proximidad de las fiestas de Navidad y las ganas de celebrar y compartir que teníamos en Ruiz y Márquez, este año hemos apostado por algo especial: pasar un día con todas nuestras familias en la Finca Hoya de Cadenas.

Perteneciente a Bodegas Gandía, la Finca Hoya de Cadenas dispone de 500 hectáreas que pueden visitarse a bordo de un pequeño tren que recorre las viñas, lo que se convierte en la excusa perfecta para que grandes y pequeños disfruten de una jornada divertida y con mucho sabor.

Sabiendo que nos esperaban los nuevos caldos de Vicente Gandía no nos importó madrugar y abrigarnos para poner rumbo a Requena donde pasamos el día todos juntos y conocimos el proceso de elaboración del vino al tiempo que visitamos la histórica bodega, que cuenta con un parque de 15.000 barricas subterráneas, el más extenso de la Comunidad Valenciana, el sueño de la familia Gandía.

La Finca tiene un encanto añadido, se trata del espacio cultural Arte en Barrica. Ubicado en un edificio del siglo XIX y con una superficie de 400 m2, está dividido en tres áreas: Galería del Museo, Cripta y Sala de Catas donde se exponen un total de 21 barricas, obra de artistas como Mariscal, Miquel Navarro, Carmen Calvo, Uiso Alemany, Morea, Cari Roig o José Sanleón.

Terminamos el día comiendo en la casa familiar de Vicente Gandía, donde pusimos el cierre perfecto a una jornada navideña difícil de olvidar.