La pasada semana participé en la jornada empresarial “Pon un Rugbier en tu empresa”, que con motivo de la celebración de la Final de la Copa del Rey de Rugby en Valencia el próximo 29 de abril, organizó EDEM Escuela de Empresarios.

La jornada giró en torno a los valores y características que tiene los jugadores de rugby y las posibles aplicaciones al mundo de la empresa. Como jugador veterano de rugby en activo y empresario, me invitaron a participar en la mesa redonda junto a otros jugadores de rugby y empresarios, lo que me hizo reflexionar sobre un ejemplo de trabajo en equipo en grado superlativo: La melé.

Para aquellos que no conocen bien el rugby, la melé es esa jugada estática en la que se agrupan los ocho delanteros de un equipo y los ocho del otro y hacen una extraña formación donde se gana el balón por empuje. Esa extraña formación creo que encarna todas las características para ser estudiada y puesta de ejemplo como trabajo en equipo.

Pensemos primero ¿qué es el trabajo en equipo? es la actividad realizada por un grupo de personas con un objetivo común, aceptado por todos y con unas obligaciones individuales y colectivas para la consecución de dicho objetivo. Y ¿qué es la melé? es una fase del juego que sólo realizan los jugadores delanteros, cuyo fin es disputar la pelota y volver a ponerla en juego, por lo que podemos considerarla como una fase para la consecución del objetivo principal que tiene todo equipo, ganar el partido.

“Existe un paralelismo entre la melé y el trabajo en equipo en una empresa ya que en ambos tienen un objetivo de equipo y un objetivo particular por departamentos”

Por tanto, encontramos el paralelismo entre la melé y el trabajo en equipo en una empresa, en que en ambos tienen un objetivo de equipo y un objetivo particular por departamentos o líneas de jugadores.

Para lograr su objetivo, un equipo se divide en tres líneas de jugadores. Las primeras líneas formadas por 2 Pilares* y un Talonador* en el centro; las dos segundas líneas formadas por el 4 y el 5 jugador; y la tercera formada por dos Flankers* y un 8*. Todos ellos dirigidos por el Medio Melé* que no entra en la formación y lleva el 9.Cada uno de estos puestos tiene unas obligaciones que cumplir para poder ganar la melé, que es el objetivo máximo de la delantera en ese instante.

Visto desde fuera parece que son ocho jugadores que se agarran y empujan a lo bruto sin más. Pero si esto fuera así, no sería un trabajo en equipo ya que la melé tendría ocho empujes distintos y así no se lograría el objetivo. Buscando el paralelismo empresarial, tendríamos a ocho compañeros cada uno haciendo las cosas a su manera, trabajando sí, pero sin coordinación entre ellos. Con las ineficiencias y problemas que eso provoca.

El fin de un buen equipo es conseguir transformar a ocho delanteros en un único ente multiforme que genere un único súper empuje, superior a la suma de las fuerzas de los ocho de forma individual. Para lo que cada jugador se agarra a sus compañeros con fuerza para convertir jugadores individuales en un único jugador, el más fuerte posible.

Los primeras líneas se agarran con un brazo al Talonador, el Talonador usa los dos brazos para agarrarse a cada uno de los Pilares. Los segundas líneas meten sus cabezas entre los Pilares y el Talonador, agarrando con un brazo el pantalón del Pilar de su lado y con el otro agarra a su compañero segunda línea y lo aprieta con fuerza. Los terceras líneas cierran con el hombro a los segundas líneas y el 8 cierra la agrupación metiendo su cabeza entre los dos segundas.

Como vemos de entrada la organización no es sencilla, pero no es la clave. Esto podría tener la similitud de distribución de tareas en un departamento concreto e interconexión de estas con los distintos puestos.

Qué aspectos consideramos clave que realizan al unísono los ocho jugadores de rugby, cada uno desde su posición:

  • Agarres fuertes entre ellos mismos, para mantenerseunidos los ocho jugadores como un Todo.
  • Empuje hacia adelante potente y coordinado, hecho por todos los jugadores a la vez marcando los pasos.
  • Altura a la que se entra bajando el centro de gravedad todo lo posible para dificultar la defensa por parte del equipo contrario.
  • Coordinación de la respiración de todos para acompasar el momento del empuje.
  • Coordinación de la introducción del balón por el medio melé, con el empuje para ganar la posesión de este.

Por lo tanto, conseguimos que la melé la formen 8 jugadores individuales, y que se transformen en un único ser multiforme, con un objetivo común, que se mueve de forma coordinada, al unísono, con empuje común y que incluso respira de forma acompasada. Todo esto dirigido por el jefe del departamento que es el medio melé. ¿A cuántos os gustaría que vuestros equipos trabajasen así?

En una empresa, una melé sería un departamento organizado, con un objetivo común, en el que existe la comunicación y todo el equipo trabaja y empuja en la misma dirección, con fe ciega en las indicaciones del director; donde cada uno tiene una tarea definida y la ejecuta con responsabilidad, conociendo los resultados y consecuencias de su trabajo; y se trabaja con pasión y esfuerzo y por encima de todo divirtiéndose.

Si transformamos a nuestros equipos en melés seguro que nos va mejor.

Glosario términos empelados en le juego de rugby:

Talonador: es el jugador que se sitúa en el centro de la primera línea, recibe este nombre por ser el encargado de talonar el balón en la melé.

Flankers: son quienes se encargan de corregir y hacer las coberturas defensivas. Su principal objetivo de en las formaciones de melé cuando no tienen la posesión del balón es lograr placar al medio apertura del equipo rival.

Medio melé:se encarga de introducir el balón o de tratar de evitar la salida de este si introduce el equipo contrario. Es el encargado de sacar la pelota de la formación de la melé, si se logra la posesión.

8: es el encargado de evitar que el balón salga de la melé. También puede tomar la decisión de coger el balón con las manos, abandonar la formación y tratar de avanzar entre la defensa contraria.