Ha quedado claro por nuestros anteriores post que creemos firmemente en la internacionalización de cualquier compañía, pero siempre bajo el paraguas de la planificación y el asesoramiento en las áreas donde tenemos menos conocimientos. Aun así siempre van a surgir multitud de preguntas e incertidumbres que van a tratar de frenarnos en este proceso.

Hemos tratado de recopilar las excusas más comunes y las respuestas necesarias para tratar de animaros a explorar nuevos mercados fuera de nuestras fronteras. Seguro que muchos os veis identificados en alguna de ellas y ha sido el motivo por el que os detenéis en vuestra estrategia. No os desaniméis porque hay solución e información para casi todo y con seguridad muchas de ellas las podemos compartir.

1-Exportar o internacionalizarse es demasiado arriesgado.

Vender a cualquier país de la UE no es más difícil que vender a cualquier región dentro del mercado domestico. Los distintos mercados internacionales tienen distintos niveles de riesgo y en la actualidad, la mayoría de estos riesgos pueden ser identificados y su efecto puede ser reducido con mejor y mayor acceso a la información aplicando técnicas de inteligencia económica y competitiva.

2-Es difícil cobrar en tiempo y forma.

Las entidades financieras y del seguro ofrecen servicios en el mercado global al alcance de todos y están familiarizadas con las transacciones internacionales, de manera eficiente y segura. Existen numerosos medios de pago e instrumentos de cobertura que garantizan los pagos y los cobros en cualquier operación internacional.

3-La búsqueda de clientes y mercados es muy complicada.

En la actualidad gracias a las nuevas tecnologías y a la aplicación de formulas inteligencia económica y competitiva, es posible realizar acciones de investigación de mercados y de identificación de clientes con la máxima agilidad y rapidez. Por otro lado, las nuevas plataformas de mercado electrónico «market place» se están convirtiendo en un instrumento de venta y promoción para muchas PyMES.

4-El mercado domestico es seguro. No es necesario exportar.

La globalización ha facilitado la compra y venta de bienes en múltiples mercados. Pocos mercados permanecen estáticos y nuevos mercados están expuestos a una mayor competencia. La mayoría de los negocios de cualquier país tiene alguna vinculación internacional. Además, muchas empresas necesitan diversificar sus mercados y las experiencias en los mercados internacionales añaden a las empresas mayor competitividad.

5-Mi empresa es demasiado pequeña para crecer.

Ninguna Pyme es demasiado pequeña para poder exportar o internacionalizarse. Lo importante es tener un buen producto.

6-Mi producto o servicio no es competitivo en los mercados internacionales.

Si un producto se vende bien en el mercado domestico, seguro que tiene oportunidades en otros mercados. Se pueden realizar análisis en varios mercados diferentes. Es posible que se tengan que hacer modificaciones debido a las diferentes normativas de los países, pero esta circunstancia sirve para el mejor aprendizaje de la empresa y por tanto mayor competitividad.

7-Mi empresa nunca tendrá éxito en el mercado global porque sus responsables no han viajado nunca y no conocen otro idioma de negociación que el de mi país.

Es de gran utilidad el conocimiento de aspectos culturales y lingüísticos de un país. El inglés, como idioma oficial de los negocios, es un aspecto básico pero no el único. En muchos casos una buena disposición para el aprendizaje es más valiosa para evitar algunos problemas. Es decir, la vocación y actitud de la empresa es de un valor esencial.

8-No sé donde pedir ayuda.

Son muchas las iniciativas tanto públicas como privadas que ofrecen servicios de asesoramiento y orientación para cualquier estrategia de internacionalización que se plantee. En este sentido, CYCOMEX es una de las principales consultoras que aporta soluciones en cualquier proceso de internacionalización empresarial. Puedes consultar sobre esta plataforma con nosotros mismos.